alba_felip_v

Con pocos días de separación los digitales Ara.cat y Vilaweb -ambos de indisimulada y legítima tendencia independentista- han publicado dos artículos en los que la palabra “síntoma” aparece en los titulares. Ambos coinciden en el tema y en los principales protagonistas. Ambos ponen el acento en el mismo asunto: hay algo que el proceso independentista catalán -o algunos independentistas destacados- está haciendo mal.

Y eso que se está haciendo mal y que, tanto Xavier Fina como Joan M. Minguet Batllori coinciden en criticar, tiene que ver con la confrontación, la negación y la exclusión.

El asunto es simple. En las próximas fiestas de -patrona de Barcelona- el ayuntamiento de Ada Colau ha invitado al escritor a realizar el pregón. Este escritor ha publicado, en más de una ocasión, sus opiniones muy criticas acerca del “procès independentista”.

Utilizando la ironía como recurso troncal, estos artículos han sido muy mal recibidos por una mayoría de lectores independentistas. Evidentemente, si invitas a un acto institucional a un escritor que no sólo no comulga con el proceso si no que, además, es muy crítico con éste, la reacción indepe a esa invitación se entiende previsible: se lo han tomado como una ofensa.

Y digo previsible, no porque los artículos de Pérez Andújar fueran ofensivos si no porque al independentismo catalán le cuesta aceptar las bromas, chistes e ironías a menos que quien se cachondee de él forme parte de la oficialidad y que, dicho sea de paso, suele ser un humor superficial, muy benévolo y casi consensuado con los promotores del mismo procès.

Pero claro, Pérez Andújar no es de la cuerda de , y Pilar Rahola y, además, Pérez Andújar suele publicar en El País. Sólo con eso, para muchos indepes ya es suficiente para arremeter contra la decisión de la alcaldesa y promover un boicot. Y en eso andamos: con un boicot indepe al pregón de La Mercè.

ha terciado en el asunto recuperando un video de Toni Alba en el que el cómico, para promocionar una consulta independentista, realizó una aproximación parecida al estilo de Pérez Andújar: ironía, sentido del humor y ganas de tocar las narices al estado español. Sin embargo, Albà incluía una reflexión altamente inflamable y muy tóxica: “quiénes no amen Catalunya que se marchen”.

El boicot a Pérez Andújar incluye un pregón alternativo que pronunciará -como no- Toni Albà quien anda muy ofendido por esos artículos del pregonero oficial y por la decisión del Ayuntamiento de darle voz. Toni Albà se disfrazará Felipe V para dar su visión.

Y así estamos. Con la ofensa ajena como síntoma, el “y tú más” como razón de ser y la exclusión y el boicot como herramienta de presión. De patio de colegio.

Pero de debate serio, racional y sin prejuicios, nada de nada.

P.S.: Ya sé que citar a Mendoza en este post puede entenderse mal, pero seguimos sin noticias de Gurb 🙂

Comparte este post.